Zapatero felicita a la Junta por haber sido Andalucía la comunidad con más sensibilidad hacia la dependencia El ex presidente reivindica una España de valores como la que defienden los socialistas antes que la España de balcones y pide que no se utilice a la inmigración en el debate político porque genera xenofobia y ultraderecha

El artífice del cuarto pilar del Estado del Bienestar,la Ley de atención a la Dependencia, José Luis Rodríguez Zapatero, ha felicitado este jueves al cabeza de lista del PSOE al Parlamento andaluz, Manuel Jiménez Barrios, en representación del Gobierno de Susana Díaz, por haber sido Andalucía la comunidad autónoma de toda España que con mayor ahínco y sensibilidad ha defendido el cumplimiento de un código que devolvía la dignidad al colectivo de familiares y personas con dificultades psíquicas y físicas. Momentos antes Jiménez Barrios había ofrecido argumentos sólidos, los datos relativos a la ejecución de la Ley en Andalucía y en la provincia. 680 millones de euros de inversión en Andalucía en el último año, 277 millones de euros en la provincia durante el mandato para atender a más de 200.000 beneficiarios.

Zapatero ha aprovechado la ocasión para agradecer la aportación del CERMI, de la ONCE y de todos los colectivos sociales que “nos dieron sus ideas para poder abrir la puerta a un nuevo horizonte para las personas que no podían valerse por sí mismas”.

Así ha transcurrido un mitin sobre políticas sociales desarrollado en San Fernando en el que también han participado la secretaria general del PSOE de Cádiz, Irene García, y la alcaldesa Patricia Cavada, y donde Zapatero se ha pronunciado sobre un tema también social ausente en los debates de la campaña, pidiendo que no se utilice a la inmigración como ariete políticoque pueda alentar actitudes xenófobas. “Cuando escucho decir a algunos que aquí no cabe todo el mundo, que hay que redoblar fronteras o imponer nuestros códigos de conducta me pregunto si será consciente de que hay muchos españoles en otros lugares del mundo que tuvieron que emigrar”, ha afirmado para apuntalar que “no ser consciente del valor de las cosas es la garantía segura de no tener un proyecto político pues no es un problema de ciudadanía o derechos humanos, sino de visión de país”.

En una amplia intervención en la que ha defendido el modelo político del PSOE en el contexto de una Constitución que cumple 40 años, Zapatero ha reivindicado la España de los valores frente a la España de los balcones. Y ha explicado así su concepto del patriotismo unido al de la solidaridad. “No puede haber un proyecto de país, de patria, si los ciudadanos no sienten que su destino es compartido y que la solidaridad es patriotismo”, ha defendido. “Una nación no es más grande porque tenga la mejor bandera, sino porque tiene el mejor sistema de dependencia, sanidad o de educación”, ha afirmado Zapatero, que ha asegurado que “un país que produce la película ‘Campeones’ es un país en el que merece la pena vivir”. “Una patria donde la gente está dispuesta a pagar sus impuestos para tener esa solidaridad de ayudar a quienes más lo necesitan”, ha señalado.

El expresidente se ha reafirmado en “el patriotismo social” de cuño socialista y ha recordado que todas las leyes que amparan a servicios públicos esenciales como la de pensiones, dependencia o salud y educación, han sido socialistas. “Con todas ellas respondimos a los anhelos y ambiciones de la sociedad”, ha recalcadoentendiendo que “antes que otros logros, un país debe tener como prioridad sus problemas sociales”.

En su discurso ha deslizado su receta ya conocidapor la militancia de huir de la confrontación y “en una provincia donde sale de natural” ha sugerido “a cada provocación una sonrisa”. La actual situación política exige, a su juicio, contención, prudencia, saber escuchar presdisposición al diálogo y si puede ser, que algunos líderes de la derecha pongan una sonrisa en su vida”.

“En un país donde la esperanza de vida ha pasado de 74 a 83 años, que cumple todos estándares en un salto cualitativo, hay que dar valor a las cosas y no perderse en la hojarasca o en la espuma no perder el tiempo y considerar cuál era la España de 1978 y quéaspira a ser”, ha reflexionado.

Por su parte, Jiménez Barrios al unísono con Irene García han relatado una campaña compartida en la que ha costado introducir propuestas de calado provincial. El candidato socialista número uno en la lista del PSOEpor la provincia ha recordado que a Andalucía siempre le ha ido bien con un Gobierno en Madrid socialista en un guiño a los años en que Zapatero fue el inquilino de la Moncloa. Sobre Ciudadanos se ha mostrado decepcionado por el viraje que les ha llevado a renegar de su apoyo al Gobierno socialista andaluz mientras que sobre el PP ha destacado que aún anda tratando de averiguar cuál es su mensaje habida cuenta de que hay tres caravanas de los populares en Andalucía, la de Casado, la de Moreno (en el día de hoy los dos en la provincia de Málaga en distintos sitios) y la de Egea “que es todo un ejemplo de convencimiento democrático”. Sobre la confluencia ha lamentado la posición relegada de gente con cultura e historia política como IU y ha puesto en evidencia las contradicciones de Podemos que quiere crear empleo mientras propone una moratoria en la implantación de industrias en el Campo de Gibraltar o aquí en la Bahía donde el alcalde de Cádiz está escondido y Teresa “fugada” en la provincia de Cádiz para no dar la cara en la defensa de la carga de trabajo de astilleros.

Ha reiterado que las nuevas formaciones no han entendido el mensaje que trasladaba la ciudadanía tras el 15 M, “busquen el acuerdo político y manténganse al margen de la refriega”. Pero la campaña socialista, ha advertido, se ha convertido en un Tres contra uno que amenaza seriamente la estabilidad política en unterritorio que ha estado ajeno a la situación de incertidumbre que se ha vivido a nivel nacional.

Irene García ha realizado un certero análisis de lo sucedido con la Ley de Dependencia y los recortes. “La política es conquistar y ambicionar y esa Ley llegaba muy lejos, se trataba de la felicidad, de aquella que permitía abrir puertas para un horizonte garantizado a cientos de miles de familias”. “Hablar después de un tiempo permite hacer balance y corregir cuestiones, porque hemos vivido momentos muy complicados, y alguien dijo con muy mal gusto que se acabó la fiestautilizando la crisis como excusa para acabar con todo lo que nos hacía iguales y tratar de hacer un parón de estederecho conquistado y amparado por una Ley”, ha señalado para apostillar que “en Andalucía cuesta trabajo explicar lo que está en riesgo porque aquí esta Ley como todas aquellas que defienden la igualdad de oportunidades se han blindado”.

La alcaldesa de San Fernando ha defendido que “se puede confiar en los políticos en base a lo que hemos hecho, y nosotros nos podemos comprometer porquecumplimos”. “Cuando Susana dice que va a aumentar 17.400 plazas más de asistencia o garantizar que el trabajo de las cuidadoras va a estar garantizado se puede confiar en ella, a pesar de que en Andalucía se cubrió la dependencia en tiempos complicados con muchas dificultades, pero se mantuvo”, ha afirmado.

Cavada se ha preguntado “qué diferente sería gobernar una ciudad como ésta si no tuviéramos una Ley que garantiza las ayudas a domicilio, las plazas en los centros de día, qué le diría yo a la ciudadanía, por cuánto multiplicaríamos los problemas si no tuviésemos esta norma, estos son los argumentos, entre otros muchos, que yo tengo hoy”.

También te puede interesar

Sé el primero en comentar en "Zapatero felicita a la Junta por haber sido Andalucía la comunidad con más sensibilidad hacia la dependencia El ex presidente reivindica una España de valores como la que defienden los socialistas antes que la España de balcones y pide que no se utilice a la inmigración en el debate político porque genera xenofobia y ultraderecha"

Deja un comentario

Tu correo no será publicado.


*