Articles by Gabriel Urbina

Dos árboles, una portería

Aunque cada vez quedan menos, soy de los que, cuando se cruza con dos árboles que están a una distancia cercana, no puede evitar ver con claridad una portería. Una portería de larguero imaginado como esas que me vieron crecer en las calles, callejones y parques de mi barrio, con…



El espejo de la soledad

Nacemos y morimos solos. Creamos y soñamos solos. Si nos acompañan, sólo será hasta el borde del abismo. En Cartas a un joven poeta, Rilke escribía: «Y es que en realidad, sobre todo ante las cosas más hondas y más importantes, nos hallamos en medio de una soledad sin nombre»….


El arte de volar

Me gusta releer los mitos y dejar que salpiquen de belleza y utilidad nuestro presente. Hoy me centro en el mito de Dédalo, ese genial inventor y arquitecto que trató de enseñar el arte de volar a su hijo para escapar del laberinto en el que Minos los había recluido….


Adictos a las listas

Últimamente he seguido con cierta preocupación la moda de las listas imprescindibles que hay que completar antes de morir. Y nada. No llego a tiempo. A mi edad y ninguna lista terminada: ni la de las cien películas esenciales, ni la de los libros fundamentales, ni la de los lugares…


El sabor de septiembre

Siempre me han encantado las palabras. Incluso antes de aprender a leer, esos extraños trazos, indescifrables para mí, ya me provocaban una curiosidad incontrolable. A día de hoy, me sigue sorprendiendo esa capacidad que tienen algunas para transformar tu mundo en un instante, llenándolo de significados subjetivos, personales, que se ligan…


Al otro lado de la orilla

«No tomes un atajo, siempre nos perdemos». Esta frase al comienzo de la fabulosa película de animación El viaje de Chihiro me llamó la atención. Me pareció divertida, simple y profunda al mismo tiempo. Una idea paradójica, como la vida, porque esos atajos que a menudo aparecen en nuestro camino acaban…


El temor de Pigmalión

Pocas historias son capaces de despertar en nosotros las sensaciones que despiertan los mitos clásicos. Ovidio dibujó para la posteridad muchos de esos mitos en Las metamorfosis, pero el poeta va saltando de una historia a otra de una forma tan rápida y brillante, que a menudo me deja con…


La fragilidad de los hombres grises

Siento comenzar de un modo tan contundente pero la estabilidad, más allá de la estabilidad emocional –precisamente esa que nuestra sociedad parecece ignorar por completo– no existe. Es un concepto vacuo, etéreo, y tan subjetivo que se convierte fácilmente en moneda de cambio para aquellos que están acostumbrados a especular…


La Leyenda del Tiempo: el flamenco, Lorca y la mirada de un niño

Tengo la certeza de que hay obras que te buscan, te acompañan y persiguen como lo hacen las imágenes de algunos sueños durante la vigilia, sin que uno las elija de forma consciente o voluntaria. Así me ha ocurrido con algunas de las obras literarias que me han marcado a…