Últimas noticias
Vie. Feb 23rd, 2024

La Junta reitera que la acampada prevista en el Festival Cabo de Plata de Barbate no es legal

Por Redacción Jun 28, 2016 #Cádiz #música

Festival Cabo de PlataLa Junta de Andalucía ha reiterado hoy por escrito al Ayuntamiento de Barbate que la acampada prevista en la mencionada localidad con motivo de la celebración del Festival Cabo de Plata entre los días 1 y 3 de julio no es legal desde el punto de vista de la normativa turística, al tiempo que la normativa de prevención de incendios establece que en los montes de titularidad privada (como es el caso del recinto elegido) se prohíbe acampar en las épocas de peligro medio y alto de incendio fuera de las áreas especialmente acondicionadas para ello.

Del mismo modo, desde la Delegación del Gobierno de la Junta de Andalucía en Cádiz se ha enviado hoy un oficio a la Subdelegación del Gobierno informando de todo el procedimiento seguido y de las advertencias por escrito realizadas a la autoridad local al hilo de las competencias municipales para autorizar o no este evento. En ese escrito se recuerda la ilegalidad de la acampada prevista en un festival al que desde la Junta de Andalucía no se ha concedido ninguna autorización ni informe favorable desde ningún ámbito.

Ante lo expuesto, y al tener conocimiento de que los preparativos del festival seguían adelante pese a conocer todas las partes la ilegalidad de las actuaciones, la Junta ha tomado la decisión de informar a la Subdelegación ante el potencial riesgo en materia de seguridad ciudadana y de orden público y en vistas de que se tomen las medidas que se consideren oportunas en ese ámbito.

Además, el Gobierno andaluz mantendrá sus actuaciones en lo que respecta a los expedientes sancionadores que se puedan iniciar por los diversos incumplimientos normativos, así como los requerimientos a promotores y organizadores y las posibles prohibiciones de uso de los espacios de titularidad pública. Del mismo modo, no se descarta denunciar los hechos ante la Fiscalía.

Escritos previos al Ayuntamiento

En el oficio de hoy se insiste en que desde la Delegación del Gobierno de la Junta en Cádiz se mandó el pasado día 10 de junio un escrito al Ayuntamiento de Barbate en el que se le recordaba que, en lo que respecta estrictamente a la normativa  de espectáculos públicos y los conciertos musicales ocasionales, compete a la administración municipal la autorización, control y en su caso prohibición de los mismos.

En el escrito también se prevenía a las autoridades locales de que según el Reglamento de Inspección, Control y Régimen sancionador de espectáculos públicos y actividades recreativas de Andalucía, la administración competente para su autorización (el Ayuntamiento) deberá prohibir los espectáculos públicos cuando no cuenten con autorización; o si pese a estar autorizados, se detecta un riesgo para los asistentes o para la conservación de espacios protegidos o recursos naturales de especial valor.

Finalmente se le recordaba que cualquier autorización de un concierto musical de carácter ocasional debe cumplir con lo dispuesto en la normativa, y que dicha autorización debe llegar tras la tramitación de un expediente administrativo en el que quede acreditado el cumplimiento de la normativa ambiental, de seguridad, higiene, sanitaria, de accesibilidad y de las condiciones de protección contra incendios.

Acampada clandestina

Del mismo modo, desde la Delegación de Turismo se ha informado tanto a los promotores como al Ayuntamiento de que deben ser conscientes de que en lo que respecta a la acampada que se oferta para el evento operan en situación de clandestinidad, lo que puede ser constitutivo de una posible infracción. Al mismo tiempo, se han abierto actuaciones previas y se está en contacto con la Policía de la Junta y la Inspección de Turismo para, en caso de que tenga lugar esta actividad, tomar las medidas oportunas al respecto.

Hay que recordar que la Delegación territorial de Turismo y Deporte establece que acampadas como la que acompaña a la celebración del evento musical se contemplan en el ordenamiento turístico como campamentos de turismo, espacios de terreno que se destinan a facilitar a los usuarios turísticos un lugar adecuado para hacer vida al aire libre, durante un período de tiempo limitado, utilizando albergues móviles, tiendas de campaña u otros elementos análogos fácilmente transportables o desmontables.

En este caso, para poder operar de forma legal, los promotores deben contar antes del inicio de actividad con la inscripción en el Registro de Turismo de Andalucía (RTA), y posteriormente disponer del preceptivo informe de clasificación administrativa, lo que no ocurre en este caso. En la provincia hay ejemplos de acampadas temporales que cuentan con estos trámites como la acampada oficial que se instala cada año en los aledaños del Circuito de Jerez con motivo del Gran Premio de España de Motociclismo. La única excepción a esta situación de clandestinidad serían acampadas en las que no medie ánimo de lucro o publicidad.

Riesgo de afecciones ambientales

Por si fuera poco, en sus escritos y en la pasada reunión de la Junta Rectora del Parque Natural de la Breña celebrada el 13 de junio, el Gobierno andaluz ha dejado claro que la Ley de Prevención y Lucha contra los Incendios Forestales y el Reglamento de Prevención y Lucha contra los Incendios Forestales son muy claros al respecto y recogen en su articulado que en la época actual de riesgo de incendios y en las zonas de influencia forestal, como ocurre con el recinto previsto para la celebración de este evento que se sitúa a escasos metros del espacio natural, solo se puede acampar en lugares legalmente establecidos para ello.

El delegado territorial de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, Ángel Acuña, ha dejado claro que la competencia para autorizar este tipo de festivales es exclusivamente municipal, pero ha lamentado que los promotores de este evento “no hayan contactado hasta el pasado día 8 de junio con la Junta de Andalucía para informar de la actividad, pese a que como han expuesto en varias ocasiones la venta de las entradas se inició en el mes de septiembre de 2015”.

Como ha recordado Acuña, desde la Delegación territorial de Medio Ambiente se envió con fecha de 31 de mayo un escrito al Ayuntamiento de Barbate en el que se le exponía que se tenía información oficiosa del festival, y en el que ante la alarma que se estaba generando por la ubicación de la acampada se recordaba que un evento de estas dimensiones y características en una zona sensible junto al Parque Natural puede conllevar un riesgo de afecciones medioambientales al espacio protegido, por lo que se le requería información sobre las medidas que se están tomando para garantizar la viabilidad ambiental de esta actividad debido a que estamos en temporada de alto riesgo de incendios, por la posible generación de residuos y ruidos, debido a su ubicación en litoral y a la inmediata adyacencia del Parque con la zona donde se quiere celebrar.

A este respecto, Acuña ha insistido en que “hay soluciones legales y fórmulas que se pueden plantear para la celebración de este tipo de eventos, ya que lo que se prevé más problemático es la acampada, y autorizaciones que tramitar; pero todo eso implica un trabajo coordinado y concienzudo”.

En este punto, desde la Delegación territorial de Medio Ambiente se recuerda que no se han concedido ninguna de las autorizaciones solicitadas para el evento, como la de uso de zona de servidumbre de protección, ya que no se cumplen los supuestos para ello, al tiempo que se informa de que se ha requerido a los promotores que desmonten parte de la infraestructura (escenarios y carpas) que se había instalado en esa zona.

Related Post