La ópera ‘La casa de Bernarda Alba’ abre la Temporada en el Villamarta

La música “cinematográfica” de Miquel Ortega enriquece la obra de García Lorca

Teatro Villamarta
Teatro Villamarta

La ópera ‘La casa de Bernarda Alba’, basada en la obra homónima de García Lorca, abrirá la Temporada 2021-22 en el Teatro Villamarta el próximo sábado 2 de octubre con una música “muy cinematográfica”, cuyo autor es Miquel Ortega. Será el propio compositor quien dirigirá desde el foso a la Orquesta de Cámara de la Sinfónica de Málaga. Esta coproducción del coliseo jerezano y el Teatro Cervantes de Málaga cuenta con la mezzosoprano Ana Ibarra en el papel protagonista y el debut en Jerez de la soprano Carmen Romeu.

“El Villamarta sigue manteniendo el estímulo de la lírica”, señaló Francisco Camas, teniente de Alcaldesa de Dinamización Cultural y Patrimonio Histórico, en la presentación de ‘La casa de Bernarda Alba’ ante los medios de comunicación. Destacó el “esfuerzo y creatividad” que supone la puesta en escena de este título operístico y añadió que el inicio de una nueva Temporada siempre está “lleno de nuevos caminos”. Entre ellos, la ansiada recuperación de la totalidad del aforo en los espacios escénicos.

“Es una Temporada muy especial”, indicó Isamay Benavente, directora del coliseo jerezano, puesto que se cumplen 25 años de la reapertura del Villamarta y este aniversario se refleja en una programación especial de la que forma parte la ópera ‘La casa de Bernarda Alba’. “Hemos hecho muchas cosas en estos 25 años. La ópera con cantantes españoles ha sido siempre una de nuestras señas de identidad”, apuntó.

Fidelidad a la obra lorquiana

Miquel Ortega, autor de la música y director musical de esta producción, ya era “consciente” de que este título “iba a llamar la atención” porque García Lorca hizo “una obra maestra”. Tras confesar su admiración por el autor granadino, hizo hincapié en que el libreto de Julio Ramos refleja fielmente el texto original y que los pequeños cambios introducidos no alteran su esencia. “Se ha variado lo mínimo el texto para que fuera más cantable”.

Según informó el compositor, algunas de las variaciones introducidas con acierto por el libretista afectan al personaje de Prudencia y el hecho de que el papel de María Josefa fuera una actriz, no una cantante. Tras calificar de “magnífica” la aportación de Julio Ramos, añadió que su propuesta musical “aglutina varios estilos”. Y es que su partitura de ‘La casa de Bernarda Alba’ se nutre de la tradición operística de los siglos XIX y XX y el cine. Así las cosas, el resultado es “una música muy cinematográfica, muy descriptiva cuya prioridad es reflejar la trama”.

Otro de los aspectos relevantes, desde el punto de vista musical, es que Miquel Ortega utiliza el leitmotiv -recurso ideado por Richard Wagner- para reflejar algunos aspectos psicológicos de los personajes (la crueldad, la fatalidad, etc.) y se adentra en el jazz para crear armonías sensuales que hacen referencia al personaje de Pepe el Romano, el marido muerto al que Bernarda Alba y sus hijas guardan un luto riguroso.

“Es el teatro en música con una gran fidelidad a la obra de Lorca”. Así definió F. Javier Hernández, director de escena, esta versión operística de ‘La casa de Bernarda Alba’, al tiempo que animó al público “a dejarse seducir y sorprender por lo contemporáneo”.

El máximo responsable escénico convierte “la casa en un personaje”. Esta lectura dramatúrgica se vislumbra en una escenografía ideada por Jesús Ruiz -diseñador también del vestuario- donde aparecen unos muros como defensa del mundo exterior –“ese miedo al qué dirán, como defensa ante el vecindario”-; y como prisión, pues el luto riguroso impide las relaciones sociales y frena las ansias de libertad, especialmente del personaje de Adela.

La mezzosoprano Ana Ibarra debutará el papel protagonista de Bernarda Alba. “Un personaje muy duro por la intensidad que conlleva”, manifestó la cantante. “Un personaje desagradable. Siempre intento buscar la sintonía con los papeles que interpreto. En este caso, me ha costado bastante, pero creo que lo he conseguido”, confesó.

“Música magistral”

La soprano Carmen Romeu debutará en el Teatro Villamarta con el papel de Adela. “Este rol es un regalo. Adela hace lo que piensa, busca la libertad. Intenta defenderse de esos muros y de esa casa que la aprisiona”, aseguró. Romeu tuvo palabras de elogio para la música compuesta por Miquel Ortega, así como para la puesta en escena. “La música potencia la palabra y eso, para mí, es magistral. Y la puesta en escena está llena de verdad”.

Se da la circunstancia de que el papel de la criada Poncia es interpretado por un hombre, el barítono Luis Cansino, tal y como sucediera en el Teatro de la Zarzuela y en el Teatro Cervantes de Málaga. Cansino, desde el punto de vista dramático, retoma los gestos de su madre para dar credibilidad a su papel. “El público verá a esa mujer”, informó, al tiempo que puso de relieve el doble desafío que conlleva ser mujer y artista.

El reparto artístico también incluye a la jerezana Maribel Ortega (como Martirio), Marifé Nogales (Amelia), Belén Elvira (Magdalena), Berna Perles (Angustias), María Ogueta (Criada) y Helena Dueñas (María Josefa).

Este título operístico forma parte del ciclo ’25 Aniversario’ de la reapertura del Teatro Villamarta, que contará con una programación especial de siete espectáculos, con una amplia variedad de géneros y de marcado carácter jerezano que tendrá lugar entre los meses de octubre y noviembre.

También te puede interesar

Sé el primero en comentar en "La ópera ‘La casa de Bernarda Alba’ abre la Temporada en el Villamarta"

Deja un comentario

Tu correo no será publicado.


*


A %d blogueros les gusta esto: