El Ayuntamiento intensifica las inspecciones sanitarias de los establecimiento en las semanas previas al Carnaval

La concejala de Salud, Eva Tubío, recuerda que es importante que la ciudadanía “sea conscientes de que los productos que ofrecen vendedores no autorizados no cuentan con las garantías sanitarias”

El Ayuntamiento de Cádiz, a través de la Delegación Municipal de Salud, ha intensificado la realización de inspecciones sanitarias de los establecimientos de hostelería en estas semanas previas a la fiesta del Carnaval, dentro del programa anual y continuado de inspección que se viene realizando. Esta labor se desarrolla a través del distrito sanitario dependiente de la Junta de Andalucía, y en el caso de que se produzcan sanciones, éstas son tramitadas a través de laDelegación Municipal de Salud.

La concejala de Salud, Eva Tubío, ha explicado, que desde el Ayuntamiento “se redoblan los esfuerzos durante estas semanas para garantizar que todos los establecimientos con licencia cumplan con las normas sanitarias además de incrementarse la vigilancia para evitar la venta ambulante ilegal que carece de los requisitos mínimos de garantía sanitaria”.

Tubío ha recordado que “al igual que en años anteriores, se han concedido licencias para lainstalación de barras o mostradores a aquellos establecimientos que reunan las condiciones favorables para ello y cumplan las bases del bando que emitió el alcalde de Cádiz, José María González, el pasado 19 de diciembre”.

La instalación de barras y mostradores en la vía pública requiere de una solicitud y autorización municipal. Pueden solicitar la autorización los titulares de los establecimientos clasificados de hostelería, mientras que las asociaciones, peñas y demás entidades sólo pueden solicitar barra exterior cuando posean una licencia de aperturaque incluya una barra de bar.

La ocupación de la vía pública con mostradores sin la previa autorización municipal o el incumplimiento de las condiciones establecidas en la misma podrán dar lugar a la adopción de medidas preventivas y cautelares, como son la paralización de la actividad e incluso la retirada de las instalaciones, todo ello con independencia de las posibles sanciones que se puedan imponer.

Así, la instalación de una barra sin licencia, legalizable por la actividad del local sesancionará con una multa de 300 euros. La reincidencia en la instalación de barraslegalizables pero sin licencia, con una multa de 750 euros. Y la instalación de barra con licencia, pero incumpliendo las condiciones impuestas en la misma, como por ejemplo de dimensiones, características, horario, etcétera, con una multa de entre 100 y 300 euros.

Eso sí, podrán colocar mostradores en el interior del local, para evitar la entrada masiva de clientes, aquellos establecimientos que conforme a la licencia fiscal y de apertura estén habilitados para expender bebidas y/o bocadillos tales como barracas, estancos, panaderías y similares, siempre y cuando los productos en venta seanexclusivamente los permitidos por su licencia de apertura. Estos establecimientos no requerirán autorización municipal.

Sí quedan prohibidas la instalación de mostradores en establecimientos distintos a losdescritos, tales como casas particulares, comercios, asociaciones, peñas, cofradías, etc. no contemplados en el bando, pudiéndose imponer una sanción de entre 750 y 1.500 euros.

A los establecimientos que cumplen con la normativa y se les otorga licencia, se les exige que cumplan con unas normas básicas de higiene que han redactado conjuntamente el Ayuntamiento de Cádiz y la Junta de Andalucía. Y desde la Delegación Municipal de Salud se va comunicando a los veterinarios de la Junta deAndalucía las licencias concedidas, con objeto de que estos profesionales realicen la pertinente inspección.

Por otra parte, desde el Ayuntamiento gaditano se advierte sobre la venta ambulante ilegal. Para estos Carnavales, el Consistorio ha concedido licencias a los seis puestos de venta ambulante que las han solicitado. Tres son de algodón dulce y los otros tres de patatas asadas. Dos de estos puestos se instalarán en la plaza San Antonio, dos en la plaza Mina y los dos restantes en la plaza de la Reina. La inspección sanitaria de estos puestos la realizará el Ayuntamiento, a través de la Delegación de Salud. Y desde la misma remarcan que el resto de puestos de venta ambulante que la ciudadanía pueda encontrar en las calles de Cádiz durante las fiestas son ilegales.

Aunque el Ayuntamiento pone todos sus medios para impedir la venta ambulante ilegal, desde la Delegación de Salud subrayan que es igual de  importante la concienciación ciudadana, teniendo presente que el consumo de los productos queofrecen vendedores no autorizados pone en  riesgo la salud.

También te puede interesar

Sé el primero en comentar en "El Ayuntamiento intensifica las inspecciones sanitarias de los establecimiento en las semanas previas al Carnaval"

Deja un comentario

Tu correo no será publicado.


*