La Casa de Iberoamérica acoge la conmemoración de los 175 años de la Independencia de República Dominicana

El acto está organizado por la Asociación de Dominicanos en Cádiz

Casa Iberoamérica

El pueblo dominicano celebrará este miércoles por todo lo alto el 175 aniversario de su Independencia, no solo en el país caribeño sino a lo largo y ancho de todo el mundo. En Cádiz, la conmemoración se realizará en la Casa de Iberoamérica (19:00 horas), en un acto que organiza la Asociación de Dominicanos en Cádiz y en el que no faltará la música, el folclore y la historia del país caribeño.

Organizado por la comunidad de dominicanos en Cádiz, se realizará por la mañana un sencillo homenaje ante el monumento a Juan Pablo Duarte, uno de los padres de la patria. En la Alameda Apodaca se encuentra el busto donado por el Gobierno dominicano en el año 2009, al lado del dedicado a José Martí y próximo al Baluarte de La Candelaria. Ante la escultura que inauguró en su día el ministro de Cultura dominicano, José Rafael Lantigua, se realizará una ofrenda floral a las 12:00 del mediodía.

Ya por la tarde la actividad se traslada a la Casa de Iberoamérica, en el que habrá unas palabras de bienvenida, narración de la historia del país por parte de niñas y niños dominicanos, así como baile y música en directo. Un acto que dará comienzo a las 19:00 horas y es abierto a todo el público.

Se da la circunstancia de que República Dominicana es el único de los países de habla hispana que no se independizó de España, sino de Haití. En 1822 la recién nacida nación haitiana ocupó la mitad oriental de la Isla de la Española. Veintidós años más tarde, los dominicanos se rebelaron y lograron la independencia, el 27 de febrero de 1844.

Tres fueron los artífices de esta gesta: Francisco del Rosario Sánchez, Ramón Matías Mella y Juan Pablo Duarte. El padre de este último, por cierto, era originario de Vejer de la Frontera (Cádiz). Aquella noche, ante la ausencia de Duarte, Sánchez y Mella hicieron ondear la bandera bordada por Concepción Bona y su prima María de Jesús Piña, en la puerta del Conde de la capital dominicana. La bandera había surgido de un proyecto presentado por Juan Pablo Duarte, aprobado el 16 de julio de 1838 en La Trinitaria, donde se presentaron los colores y la forma de la enseña que representaría al nuevo estado, que se denominaría República Dominicana.

Han pasado 175 años desde entonces y República Dominicana se ha convertido en un país de once millones de habitantes más otros dos millones que residen en el exterior. Buena parte de esta inmigración se sitúa en Estados Unidos pero también en Europa y España.

En Andalucía, el centro neurálgico es Sevilla (sede del Consulado Oficial), seguido por Málaga aunque con una población similar a la provincia de Cádiz, que tiene cerca de 600 dominicanos. Eso sin contar a aquellos que adquirieron la nacionalidad española pero conservan también la suya y por lo tanto no figuran en las estadísticas.

El año pasado, más de cien personas acudieron a la conmemoración de la independencia celebrada también en la Casa de Iberoamérica.

También te puede interesar

Sé el primero en comentar en "La Casa de Iberoamérica acoge la conmemoración de los 175 años de la Independencia de República Dominicana"

Deja un comentario

Tu correo no será publicado.


*