TRIBUNA LIBRE – Un año más celebramos el Día Mundial de la Eficiencia Energética

Ernesto Macías, director general de SOLARWATT España

¿Qué podemos decir nuevo un año después? Para empezar  hace un año no sabíamos que acabaríamos celebrando la cumbre del clima,  la COP 25, en Madrid. Tampoco lo podíamos saber. Y que, la sensibilidad respecto al hecho del cambio climático ha subido al menos tanto como sus efectos se van haciendo más patentes dentro y fuera de nuestro país.

Además, tanto la Comisión Europea como el Gobierno de España han declarado la emergencia climática. Ya iremos viendo en qué se traduce esto. Lo que es innegable es que la mejora de la eficiencia energética es una de las herramientas que tenemos los ciudadanos, las empresas y las instituciones para hacer frente a la necesidad de reducir las emisiones de gases que generan el efecto invernadero.

Lo cierto es que la eficiencia energética es un proceso en el que estamos involucrados todos y ,por ese motivo, todos debemos mejorar en este proceso que, de alguna forma, no tiene fin. Cada vez más, los electrodomésticos, los automóviles, la maquinaria o todas las herramientas que necesitan energía para funcionar se van construyendo de forma que necesitan menos consumo para proporcionarnos el mismo servicio.

La luz que nos daba una bombilla incandescente de 100 vatios de potencia hace unos años pasó a necesitar la mitad. Hoy en día, con la tecnología led, apenas necesita de 6 u 8 vatios.

Por su parte, hace unos años, si comprábamos un aspirador, por ejemplo, nos gustaba que tuviera 2 o 3 mil vatios de potencia. Ahora lo que nos preocupa es que aspire mucho y gaste poco. Ese es el camino. Sin embargo, en la eficiencia energética, lo ideal es reducir el consumo a cero y, si esto no fuera posible, al menos generar la electricidad con energía renovable.

Este es otro de los grandes cambios que han ocurrido en 2019. Por fin se han eliminado las barreras y el autoconsumo fotovoltaico es simple, accesible y rentable para los que disponen de una cubierta o un terreno. Familias y empresas que encuentran en esta solución la forma de reducir su factura y, además, de garantizarse que con el sol puedan cubrir una buena parte de sus necesidades energéticas.

Ahora lo que hace falta es que el Gobierno, administraciones autonómicas y ayuntamientos se vuelquen en su utilización y, también, en promoverla con información al ciudadano y formación en el sector que va a crear muchos nuevos puestos de trabajo. Pero, por favor, sin subvenciones, que son innecesarias e injustas.

Esperemos que esta celebración motive a toda la sociedad a involucrarse en el objetivo de producir y gestionar su energía, gastar menos y comprar aparatos más eficientes. ¡Estamos obligados a hacerlo!

También te puede interesar

Sé el primero en comentar en "TRIBUNA LIBRE – Un año más celebramos el Día Mundial de la Eficiencia Energética"

Deja un comentario

Tu correo no será publicado.


*


A %d blogueros les gusta esto: