Francisco Javier Istúriz

Francisco Javier Istúriz fue un importante liberal moderado español en el reinado de Isabel II. Intentemos acercarnos a su biografía.

Istúriz nació en Cádiz en el año 1790. Siendo muy joven participó activamente en la Guerra de la Independencia. Posteriormente se implicó en los preparativos del pronunciamiento de Riego de 1820, que llevaría al restablecimiento de la Constitución de 1820 y al período del Trienio Liberal. En las Cortes perteneció al grupo de los exaltados. En las mismas se destacó en el asunto de la supresión de los mayorazgos. En el final del Trienio llegó a presidir las Cortes en Sevilla y Cádiz, en las que se votó la incapacidad del rey.

Al restaurarse el absolutismo nuestro biografiado marchó al exilio inglés, retornando a España en 1833. Mendizábal le propuso para ocupar la presidencia del Estamento de Procuradores de las Cortes, una de las dos cámaras que había creado el Estatuto Real. Pero Istúriz ya se estaba decantando hacia el más pleno moderantismo, olvidando su radicalismo de juventud. Comenzó a encabezar a los moderados en el parlamento, desde donde criticó la desamortización de Mendizábal. Cuando cayeron los progresistas la Reina Gobernadora le hizo presidente del Consejo de Ministros, sin lugar a dudas por su significación política. Estamos en mayo de 1836. Nada más subir al poder disolvió las Cortes. Al parecer, era partidario de una nueva convocatoria para revisar el Estatuto Real, demasiado conservador, pero los progresistas provocaron la sublevación de La Granja en el mes de agosto, que provocó la caída de su gobierno y la reposición de la Constitución de 1812. Istúriz decidió marcharse a Inglaterra.

Cuando entró en vigor la Constitución de 1837 regresó a España. En dos ocasiones presidió las Cortes. Aunque era marcadamente moderado no dudó en enfrentarse a Narváez cuando el general decidió que había que reformar la Constitución de 1837 en un sentido plenamente conservador. En Istúriz pesó el carácter transaccional del texto de 1837 que aunaba aspectos progresistas y moderados, por lo que podía valer para las dos familias liberales, ya que no convenía hacer un nuevo texto que solamente fuera válido para un solo partido, aunque fuera el moderado. En esta postura le apoyaron los moderados conocidos como “puritanos”.

Presidió el Consejo de Ministros en 1846-1847. Durante esta responsabilidad política se decidió el matrimonio de la reina Isabel II, además de promulgarse una amnistía política con el fin de recuperar a los progresistas para el juego político para evitar el riesgo de que el sistema político fuera monopolizado por uno de los dos partidos, algo que está en la misma línea de lo que apuntábamos para el caso de la Constitución de 1837. Istúriz fue un moderado evidente pero no intransigente y con cierta visión general de los peligros que podían acechar si no se aceptaba a la oposición política. La realidad inglesa le pudo hacer moderado pero también le enseñó las virtudes de la alternancia política.

Entre 1857 y 1858 presidió el Senado, y tuvo responsabilidades de gobierno en 1858. Su caída marcó el inicio de la etapa de la Unión Liberal de O’Donnell. Istúriz fue retirándose de la política, siendo enviado como ministro plenipotenciario a varios países. Murió en 1871.

También te puede interesar

Sé el primero en comentar en "Francisco Javier Istúriz"

Deja un comentario

Tu correo no será publicado.


*


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies