Álvaro García recala en el Rayo Vallecano dando por finalizado el culebrón del verano Existen curiosos paralelismos entre el fichaje del extremo utrerano con el de David Palacios en el verano de 2003

Foto: Rayo Vallecano

El Cádiz Club de Fútbol, la Sociedad Deportiva Huesca y el Rayo Vallecano han llegado a un acerdo por el cual venden al equipo madrileño el 75% de los derechos económicos y el 100% de los federativos de Álvaro García, que finalmente jugará en el club de Vallecas.

Se cierra así el culebrón del verano. El sevillano tenía claro desde el verano pasado que la temporada finalizada hace unos meses sería la última que vestiría de amarillo, pero su fichaje por un equipo de superior categoría se hacía esperar. La primera oferta llegó del mercado chino pero el club entendió que la cantidad que recibiría, en torno a cinco millones, estaba demasiado lejos de los ocho millones de claúsula de rescisión que estipulaba el contrato del jugador.

Tras muchos rumores Manuel Vizcaíno se vio obligado a firmar un acuerdo con el Huesca por el cual la entidad aragonesa se hacía con la propiedad del 50% del jugador por 3 millones de euros. Con esta operación el club gaditano podía inscribir los fichajes del verano en La Liga 1|2|3 sin sobrepasar el límite salarial.

El jugador se negó a firmar por el Huesca, dando su conformidad a fichar por el Udinese, club que ofrecía 3 millones por hacerse con los servicios del extremo. El Cádiz no estaba a dispuesto a considerar esta cantidad y finalmente el mercado italiano cerró sin que el club de Udine mejorara su oferta. Al final será el Rayo Vallecano el club que contará en su plantilla con el utrerano.

Paralelismos con el caso David Palacios

Corría el verano de 2003 y el Cádiz acababa de subir a Segunda División tras un periplo de nueve años en la categoría de bronce. En la plantilla cadista jugaba un extremo izquierdo sevillano que con sus centros y sus goles había sido uno de los principales valedores del ascenso. Su nombre, David Palacios González.

Palacios llegó al club en la temporada 1999-2000 para formar parte de la plantilla del filial procedente del Atlético Antoniano de Lebrija. Ya esa temporada debutó con el primer equipo jugando seis partidos y marcando un gol. En la siguiente ya formaba parte de la primera plantilla, donde poco a poco fue ganándose la titularidad, convirtiéndose en uno de los puntales del equipo. Su última campaña de amarillo marcó 11 goles en 35 partidos.

Palacios tenía apalabrado su fichaje con el Real Betis pero la mala relación de Lopera con su representante, el histórico jugador ‘Poli’ Rincón, frustró la operación. Finalmente, aconsejado por Rincón, fichó por el Rayo Vallecano, que acababa de descender de Primera y era uno de los favoritos para regresar a la máxima categoría.

Pero las cosas no salieron como el jugador esperaba. Los resultados no acompañaron y el valedor de su fichaje, el hoy técnico madridista Julen Lopetegui, fue destituido tras conseguir 8 puntos de 30 posibles al término de la décima jornada. Hasta ese momento Palacios había disputado ocho partidos. Se hizo cargo de la plantilla de manera interina José Luis Martín, que dirigió al equipo en el Heliodoro Rodríguez López contra el Tenerife cayendo derrotado por 2-1, encuentro en el que Palacios salió de inicio pero fue sustituido a los 30 minutos. El siguiente en llegar al banquillo rayista fue Jorge D’Alessandro, que mantuvo al sevillano como titular los primeros tres encuentros desapareciendo más tarde de las convocatorias. El Rayo dio con sus huesos en la Segunda División B, D’Alessandro fue destituido en la jornada 24 y Palacios acabó siendo cedido en el marcado invernal de esa misma temporada al Club Deportivo Logroñés de Segunda División B.

Regresó al club madrileño la temporada siguiente, ya en la categoría de bronce, donde permaneció un año y medio más hasta recalar en el Real Murcia de Segunda División, equipo con el que disputó tan solo seis partidos. Más tarde pasó por el Real Granada y por el Racing Club Portuense, ambos en Segunda División B. Tras pasar por Puerto Real, San José y Los Palacios se retiró de los terrenos de juego en 2011.

El fichaje de Álvaro García por el club madrileño guarda cierto parecido con el de Palacios, aunque también cuenta con diferencias importantes. El tiempo dirá si el extremo utrerano tendrá mejor suerte que el sevillano.

También te puede interesar

Sé el primero en comentar en "Álvaro García recala en el Rayo Vallecano dando por finalizado el culebrón del verano Existen curiosos paralelismos entre el fichaje del extremo utrerano con el de David Palacios en el verano de 2003"

Deja un comentario

Tu correo no será publicado.


*