Chirigota ‘Pa religión, la mía’

La chirigota de los Molina ‘Pa religión, la mía‘ tienen ya una legión de seguidores en el teatro. Tras el pelotazo del año pasado se han convertido en serios aspirantes a estar en la Gran Final del próximo viernes.

En el primer pasodoble cantan el lamento de un hombre que crió hasta los siete años al hijo de su pareja pero tras la separación, y al no unirles ningún vínculo familiar, no puede verla. En el segundo defienden que no traigan temas de los que se consideran serios porque para ellos el Carnaval es una vía de escape donde los problemas no tienen cabida.

El primer cuplé al tipo de la comparsa de Martínez Ares, que da más miedo que el infierno. El segundo al famoso cencerro, como no podía ser de otro modo, invitando a los que se alegraron de la sanción que se pongan el cencerro al cuello.

Candidatos fijos en semifinales tendrán que demostrar la semana que viene si de nuevo tienen méritos para cantar una vez más en la Gran Final.

Sé el primero en comentar en "Chirigota ‘Pa religión, la mía’"

Deja un comentario

Tu correo no será publicado.


*


A %d blogueros les gusta esto: