Campo: “España necesita urgentemente una ITV democrática “

IMG_5988-1El portavoz de Justicia en el Congreso y diputado por la provincia de Cádiz, Juan Carlos Campo, ha reivindicado esta tarde en una conferencia en la sede de los socialistas valencianos que “España necesita urgentemente una ITV democrática, una  auditoría de la calidad democrática de nuestras Instituciones” y para ello, propone “encontrar mejores y más completas fórmulas para luchar contra la corrupción, así como saber hacer propuestas de  reformas institucionales y legales”.

Así, ha abogado por proponer, “cada uno en su ámbito las medidas y modificaciones legislativas necesarias para fortalecer las instituciones democráticas, mejorar la representación política, la democracia interna de los partidos políticos, la participación ciudadana, regular de manera exhaustiva los conceptos de intereses de los cargos públicos y electos, combatir y prevenir más eficazmente la corrupción y reforzar también la imparcialidad y la independencia de los órganos constitucionales y organismos reguladores”.

“Desde muchos lugares pueden pilotarse o introducirse parámetros para las reformas del sistema parlamentario, del sistema electoral, la participación y el gobierno abierto, los propios estatutos que deben de regir el ejercicio de la política, los partidos políticos, su transparencia y funcionamiento y el de una administración pública, en general, transparente y eficiente, en suma, todo lo que pueda ser fortalecer la democracia”, ha planteado.

Hacérselo mirar

En la charla ofrecida en la sede del PSV, Campo ha instado a valorar también “nombramientos desde sedes parlamentarias, en diversos órganos e instituciones que nos han correspondido por mandato legal” donde reclama que “prime la capacitación, la profesionalidad, el prestigio y la trayectoria profesional”.

Asimismo, ha defendido la necesidad de que en la próxima legislatura se retome la iniciativa aprobada en el Pleno del Congreso de crear una comisión específica destinada a la lucha contra la corrupción donde se haga “una auditoría que no se limite sólo al diagnóstico, sino que rompa con todo aquello que suponga un muro entre el ciudadano y sus instituciones”.

En su intervención sobre la regeneración democrática, el magistrado gaditano considera medular el concepto aristoteliano de que “el único Estado estable es aquel en que todos los ciudadanos son iguales ante la ley”, un principio, a su juicio, “que se ha quebrado y dañado la ya vulnerable confianza de la ciudadanía en el sistema”.

Por eso, considera el candidato socialista al Congreso que “es necesario que nos centremos en potenciar la ciudadanía, en garantizar el efectivo ejercicio de los derechos y el cumplimiento de las obligaciones”.

Sostiene Campo que “la prosperidad económica y social ha dependido históricamente de la progresiva ampliación de los derechos contenidos en el concepto de ciudadanía”. “Desde la antigüedad clásica al proceso mismo de construcción europea, el principio de ciudadanía ha permitido renovar el pacto social, acercar el sistema de decisión política a los individuos, fomentar el desarrollo de sociedades más cohesionadas y permitir el auge económico al ampliar la base social de la economía y dar entrada a un mayor número de personas en el sistema productivo”, ha argumentado.

Pero, según ha relatado, la crisis que atraviesa el país ha venido a romper en pedazos estructuras económicas, sociales y políticas. “Todos sabemos, y existe una amplia unanimidad en nuestra doctrina constitucionalista, que el Estado social no es un ser sino un actuar, una manera de actuar por parte del poder público. Y lo cierto es que unas veces por comportamientos individuales y otras, porque o no han sabido, o no han podido cumplir su cometido constitucional y normativo, muchas de nuestras instituciones terminan por alejarse de los ciudadanos”.

La gravedad de la crisis obliga, a juicio de Juan Carlos Campo, al “pensamiento como capacidad de análisis y reflexión”. Enfrentarse a la corrupción requiere, en opinión del juez en excedencia, “amplitud de miras porque no es solo un problema de individuos carentes de ética, sino fundamentalmente, un problema de sistemas”.

En su intervención, ha explicado que no se trata de “un fenómeno patrio” ya que la lucha contra la corrupción ha sido impulsada por varios tratados internacionales y así ha puesto de ejemplo instrumentos de la UE como la oficina especializada de lucha contra el fraude (OLAF) y sus derivados Centro Técnico y Científico o su Comité de Coordinación, COCOLAF, así como el prestigioso Grupo de Estados contra la Corrupción, (GRECO) auspiciado desde el Consejo de Europa.

En el panorama nacional, Campo estima que las propias instituciones y la legislación española habrán de hacer “ese esfuerzo supremo de regeneración para que la ciudadanía retorne y vuelva a percibirlas como instrumentos eficaces y confiables”.

“Estamos obligados a liderar esa demanda de cambio, creérnosla y buscar consensos, pues solamente así, la política recuperará el terreno perdido y nuestro sistema recuperará su fortaleza”, ha concluido.

También te puede interesar

Sé el primero en comentar en "Campo: “España necesita urgentemente una ITV democrática “"

Deja un comentario

Tu correo no será publicado.


*